Cómo escribir una carta y qué tipo de papel utilizar

En la actualidad vivimos en la era digital y la comunicación instantánea a través de mensajes de texto, correos electrónicos, chats y por las redes sociales, así como las llamadas y videollamadas han desplazado, en gran medida, a la escritura de cartas a mano debido a que nos proporcionan una sensación de cercanía e inmediatez. Pero lo cierto es que hubo un tiempo, antes del surgimiento de estas tecnologías, en el que escribir cartas y postales era la única forma de comunicarnos con aquellos amigos y familiares que viven lejos.

Sin embargo, a pesar de las nuevas tecnologías, existe una tendencia creciente a romantizar esta forma clásica de comunicación humana. Escribir una carta a mano se puede percibir como un gesto especial y personal que puede transmitir sentimientos y emociones de una manera única. Después de todo, al escribir una carta a mano ponemos mucho más de nosotros mismos en cada mensaje que enviamos y, por ello, resulta mucho más cálido que enviar un mensaje por chat o correo electrónico.

Por este motivo, cada vez más personas están redescubriendo y romantizando el encanto de enviar y recibir cartas escritas a mano, aunque sea para ocasiones muy especiales. Si eres una de esas personas, te recomendamos seguir leyendo este artículo, ya que te vamos a dar algunos consejos para escribir una carta y te vamos a explicar qué características debe tener el mejor papel para escribir cartas que realmente sorprendan a quien las reciba.

Consejos básicos para escribir una carta

Aunque escribir una carta a mano puede parecer cosa del pasado, cada vez más personas están optando por este modo de comunicación reservándose el esfuerzo para ocasiones muy especiales debido a que permiten derramar parte de nuestra personalidad entre las líneas de tinta y el papel. Pero escribir una misiva bien presentada no es tarea sencilla, por lo que, a continuación, te vamos a dar algunos consejos para escribir una carta y no perecer en el intento.

Ten claro el motivo por el qué escribes la carta

Antes de empezar a escribir, es vital que tengas bien claro cuál es el propósito de la carta que vas a redactar. ¿Estás escribiendo para agradecer, felicitar, disculparte o transmitir una noticia relevante? Si tienes claro cuál es el motivo por el que escribes la carta, te resultará mucho más sencillo mantener la coherencia y el enfoque a lo largo de toda la redacción.

Primero, escribe un borrador

Como, para escribir una carta, te recomendamos reservar el papel de la mejor calidad posible y escribir en una libreta o en un papel de inferior calidad el borrador. Así, podrás ir dando forma a todas las ideas que quieres abordar a lo largo de la redacción, organizar su estructura, el saludo, la despedida, practicar tu mejor letra, etc.

Selecciona un saludo y despedida apropiados

Ahora que estás escribiendo un borrador, te recomendamos elegir el saludo más adecuado, pero ten en cuenta que esto depende de cuál es tu relación con el destinatario. Para amigos y familiares, un saludo informal como “Querido/a” es adecuado y despedidas en el mismo tono pueden ser “un abrazo”, “con cariño” o “besos”.

Para una carta más formal, como una carta de negocios, puedes usar “Estimado/a” seguido del nombre del destinatario para empezar y terminar “con mis mejores deseos” o “Atentamente” más el nombre del destinatario. Sin embargo, si tienes otro saludo o despedida para hacerlo para personas de mucha confianza, como puede ser tu pareja, puedes utilizarlas sin problemas.

Organiza tu carta en párrafos

Divide tu carta en varios párrafos claros y concisos. No te excedas aportando información y reserva el saludo para el inicio. El primer párrafo puede funcionar como introducción al mensaje que quieres transmitir, y los siguientes párrafos deben servirte para desarrollar la idea o ideas que has planteado. El último párrafo debe servir para cerrar las ideas que has presentado y debe concluir con una de las despedidas que te hemos mencionado más arriba.

Sé natural y sincero

La escritura de cartas a mano se suele utilizar para expresar tus pensamientos y emociones de manera más personal. Escribe más o menos de la manera en la que hablarías a la persona a quien va dirigida tu carta si la tuvieras delante y no trates de forzar el lenguaje para hacerlo más rico o culto, ya que el mensaje perderá naturalidad y personalidad.

Revisa y edita tu borrador

Una vez terminado el borrador, te recomendamos leerlo en voz alta varias veces para corregir errores gramaticales y ortográficos, así como para arreglar incoherencias. Asegúrate de que todas las ideas quedan claras, bien escritas y perfectamente organizadas antes de pasarlas a limpio.

Escribe en limpio la carta definitiva

Una vez tienes bien claro lo que vas a escribir en la carta, tan sólo tienes que copiar lo que habías escrito en el borrador sobre papel de buena calidad. Escribe con tu mejor letra, procurando que sea lo más legible posible y, si lo deseas, puedes añadir algún dibujo, especialmente, si la persona destinataria es de confianza.

¿Cuál es el mejor papel para escribir cartas a mano?

El tipo de papel que elijas puede hacer una gran diferencia en la presentación de la carta que vas a enviar. En el mercado existen muchos tipos de papel diferentes con características muy distintas. Por ello, a continuación, te vamos a mostrar algunas características que debe tener el mejor papel para escribir cartas.

La textura y el gramaje del papel

Un papel de buena calidad debe tener una textura agradable al tacto y un gramaje adecuado, que se suele encontrar entre los 80 gr/m2 hasta los 120 gr/m2. si eliges un papel demasiado fino puede parecer de mala calidad y arrugarse fácilmente, mientras que un papel demasiado grueso puede resultar incómodo para escribir. Busca un papel que no sea ni demasiado suave ni demasiado rugoso y que tenga el gramaje adecuado para escribir sin que los trazos traspasen a la otra cara.

El color del papel es relevante

El color del papel también es importante. El papel blanco una de las opciones más clásicas, porque permite la mejor lectura, pero es cierto que los tonos crema o marfil pueden añadir un toque más elegante y personalizado.

Evita el uso de papeles de colores demasiado chillones o demasiado oscuros, ya que pueden dificultar la lectura, y apuesta por tonos menos saturados que permitan mejorar la lectura y darle la mejor presentación posible. Puedes encontrar una gran variedad de tipos en https://dical.es/22-papel-de-colores.

Asegúrate de que el papel absorbe bien la tinta

Asegúrate de que el papel que elijas sea compatible con diferentes tipos de tinta, especialmente si planeas usar una pluma estilográfica para escribir el mensaje. El papel debe absorber bien la tinta sin que se corra o traspase a la otra cara, ya que, si esto ocurre, empeorará la presentación de tu carta en el apartado estético.

En un mundo dominado por la comunicación digital, escribir una carta a mano puede ser un gesto revolucionario. No obstante, si sigues nuestros consejos para escribir una carta, podrás crear una misiva bien bonita que destaque por sí misma. Recuerda que, muchas veces una buena presentación ayuda a potenciar mucho el valor de un mensaje. No es el “qué” se escribe, sino el “cómo” se plasma sobre el papel.

En Dical encontrarás una amplia gama de papeles de colores de distintos gramajes y texturas de alta calidad que son perfectos para que puedas redactar todas las cartas que necesites. Echa un vistazo a nuestra colección y encuentra el papel para escribir cartas que mejor se adapte a tu estilo y necesidades.