JAQUE MATE (Escrito por jinilk)
JAQUE MATE Un "purito"de coca, tiro porque me toca, jugar a ganar. Doy caballo por dama, voy buscando una cama que pueda deshacer....
Contacto | Agréganos a tus favoritos | Haznos tu página de inicio
Nombre:

Contraseña:


Regístrate
Recordar contraseña
- Inicio
- Foros de discusión
- Publica tu obra
- Leer obras
- Autores
- Definiciones
- Didáctica
- Narrativa
- Poesía
- Teatro
- Total obras: 1921
- En el foro: 1797
- Usuarios Online: 136
Encuestas Gratis
- Poesías
- Cuentos

UNA TARDE DE VERANO

Autor: arturo4550
Estadísticas Resumen
Fecha de publicación: 08/04/2016
Leído: 450 veces
Comentarios (0)
Valoracion de la obra: 5

solo fue una tarde como cualquier otra
UNA TARDE DE VERANO El sol ya estaba cayendo aunque todavía hacía calor, en eso un silbido rasgo el monótono bullicio de la tarde - será Héctor, pensé , hace calor , pero ya me aburro , veré que quiere . Salí de mi cuarto medio adormilado, y me metí al baño a mojarme la cabeza, sin secarme fui a la puerta Que pasa loco - le dije al verlo - hace calor y tengo sueño, ven más tarde ; pucha como puedes dormir con esta sol – me contesto – sal sino te vas a ahuevar más , sonreí y cerré mi puerta al salir. El viento levantaba polvo en las calles de tierra , y en la otra esquina un remolino se estaba formando pero se disolvió rápidamente dejando papeles y basura amontonada en un rincón Oye que la vieja nos va a echar la culpa de esa basura – le dije – que no joda me respondió, pero nos dirigimos a la otra esquina por si acaso , nos sentamos aburridos en un portal cuando aparecieron Lázaro y mau mau , al vernos se sonrieron con sorna y Lázaro nos dijo : que pasa chibolos , la revancha? Y mau mau le respondió riéndose déjalos que ya aprendieron – y siguieron su camino Si tu mama me ha enseñado – dijo Héctor en vos baja, pero no lo suficiente como para que no lo escucharan – como has dicho? - Le increpo mau mau deteniéndose - cuidadito nomas chiquillo. Los chiquillos crecen huevas - respondió Héctor – los chiquillos crecen , y se sonrió mirándole de costado ; en eso Lázaro intervino: si ya están grandecitos entonces otro partido pues o para eso si se orinan dijo sonriendo , ya pues - dijo Héctor - dentro de quince minutos ; ya respondieron y nos fuimos cada uno por nuestro lado. Lázaro y mau mau eran ya mayores tendrían entre 27 a 29 años y nosotros recién habíamos cumplido los 19 pero ellos eran abusivos , claro no con nosotros pero les llevábamos bronca , seria por el clásico predominio del barrio , cosa que siempre sucede Lázaro era un cholo prieto , delgado pero fibroso , el porqué de su apodo nunca lo supe con certeza pero también le decían el resucitado era ágil y jugaba bien a la pelota Mau mau en cambio era un gordo cholo azambado recio y conocido como llenador de encofrados se paraba bien en la cancha y era tranquilo y seguro jugando Te dio la muda – me dijo Héctor mirándome de reojo – o ya te chupaste ; no – respondí – pero no tenemos gente , ojala que encontremos a Rubén siquiera - le dije y si, era día particular y sería raro que encontráramos a alguien bueno pero ellos también tendrían el mismo problema Regresamos a nuestra esquina a silbar a ver quién estaba desocupado y así logramos juntar a tres muchachos mas , estos no eran paradores de bronca pero si jugaban bien y no tenían miedo a la taba – es que estaba seguro que jugando mau mau iva a querer cobrarle la burla a Héctor – así nos dirigimos a la calle donde siempre jugábamos Héctor era agarrado y mechador ya que pasaba tiempo en el callao y allí había aprendido bastante en esto de las peleas , y yo había aprendido de el pues siempre estábamos jugándonos de manos y también juntos habíamos parado varias broncas ; pero Héctor era malo , peleaba cochino pues siempre quería de una u otra forma ganar (una ves que estábamos peleando saco de su bolsillo un pedazo de fierro y con eso sus golpes eran mas fuertes) Allí en le calle ya estaban Lázaro con mau mau y tres mas esperándonos ; pusimos dos piedras como arcos y cruzamos las apuestas (serian de cinco soles por cabeza) les dimos a unos muchachos que estaban viendo y comenzamos Como pensé esto terminaría en bronca ya que comenzando mau mau levanto a Héctor al marcarlo, este se sonrió al levantarse y seguimos jugando , en una Lázaro se llevó a Héctor y yo que estaba cerca lo enganche derribándole , se levantó enojado pero Héctor le dijo que era con pelota y que no llorara , así seguimos pateándonos y jugando , bueno la cosa es que nos ganaron , Héctor estaba rabioso – ya la revancha – dijo pero yo lo llame a un lado y le dije que no tenía plata No importa - me dijo - yo la pongo toda y se fue a su casa agarrando plata del monedero de su mama , no Héctor - le dije en vos baja - los chibolos ya no quieren jugar ; mejor de contesto y dirigiéndose a Lázaro le dijo : dos contra dos (confiaba en que ellos serían más lentos que nosotros) Ellos se miraron y aceptaron ya que como habían ganado no podían irse; comenzamos y de frente al correr Héctor por su lado mau mau lo cerro contra la pared y salió con la pelota pasándosela a Lázaro quien pateo al arco e hizo un gol , le dije que estaba muy lejos , que los goles eran de media cancha pero ellos se negaron diciendo que eran uno a cero . sacamos la bola y rápidamente empatamos uno a uno ; ellos se dieron cuenta que éramos mas agiles y que les podíamos ganar y comenzaron a patearnos sin pelota para amedrentarnos ; no les seguimos el juego y pronto estábamos dos a uno ganando nosotros , Lázaro adujo que ya era tarde y que mañana seguiríamos y pidió su apuesta , el chico que la tenia se la dio ya que le tenia miedo Héctor le dijo que si se iba perdía ya que estábamos ganando y lo pecho Oye que tienes – le dijo Lázaro y para amedrentarlo se sacó la camisa – anda vete no más , Héctor se sacó el polo y en vez de dármelo se lo tiro en la cara al tiempo que le lanzo una patada a la altura del estómago , Lázaro recibió el golpe y le agarro el pie , entonces me metí separando – ya estaba bien – les dije , oye Lázaro ya pues te ganamos , pero mau mau me metió el cuerpo diciéndome déjalos que ellos se las arreglen , mire a Héctor y el me dijo déjame no te metas Los dos se cuadraron y Lázaro amago un puñete y quiso pesar a Héctor (agarrarlo de las piernas y tirarlo al suelo) pero este levanto la rodilla dándole a Lázaro en la frente dejándole aturdido y en el suelo , mau mau se metió diciendo – no , en suelo no – y dejo que Lázaro se levante , yo me quede pues Héctor ya lo tenía a Lázaro y no debía dejarlo que reaccione , en el alboroto Lázaro le metió tremendo puñete a Héctor hinchándole rápidamente el pómulo , este no dijo nada y se fue a su casa Lázaro se sentó en el piso y me dio nuestra apuesta , empatamos me dijo , estaba contento pues aparentemente el había ganado , la recibí y no dije nada , en eso mau mau dijo – cuidado Lázaro , tiene un cuchillo – volví la cabeza vi a Héctor con un cuchillo de cocina pegado al brazo , Lázaro al verlo salió corriendo y Héctor detrás de el , mau mau me dijo – es tu amigo anda agárralo – y se quedo ahí Corrí detrás de ellos y alcance a Héctor en la puerta de una casa donde Lázaro se había metido , vamos Héctor - le dije - vamos ya que lo has hecho correr , el sin mirarme me dijo vete tu, no te metas , déjame a mi y empujando la puerta se metió también





Inserta tu mensaje
Nombre:  
Título:  
Mensaje:
 
Icono de mensaje:











Portal Web enfocado a autores amateurs y amantes de la literatura, que desean leer o publicar sus poesías, obras de teatro, novelas, relatos, cuentos...