MI NIÑEZ (Escrito por POLgarci)
MI NIÑEZ Da pena pensar en las pocas cosas que la vida regala, ya que las cosas no son como a primera vista parecen y cuando empezamos...
Contacto | Agréganos a tus favoritos | Haznos tu página de inicio
Nombre:

Contraseña:


Regístrate
Recordar contraseña
- Inicio
- Foros de discusión
- Publica tu obra
- Leer obras
- Autores
- Definiciones
- Didáctica
- Narrativa
- Poesía
- Teatro
- Total obras: 1921
- En el foro: 2601
- Usuarios Online: 80
Encuestas Gratis
- Poesías
- Cuentos

Incógnitas defunciones

Autor/a: Alvaro
Estadísticas Resumen
Fecha de publicación: 24/08/2008
Leído: 4319 veces
Comentarios (0)
Valoracion de la obra: 10

-Helen escucha un disparo en la casa de su vecina y acto seguido una persona con una manta negra sale corriendo de ésta. -Cuando todo es angustia por la muerte de Lili Greengood. Empiezan a ocurrir mas asesinatos en Saint John Street. Cada vez quedan menos y ya nadie confía en la persona que tiene al lado, puede que sea el asesino o la próxima victima.

INCÓGNITAS DEFUNCIONES

ÁLVARO DE LA PARTE

 

 

 

 

Personajes:                  

 

Leo Greengood (sobrino)- Chico joven de unos 19- 20 años de pelo castaño y ojos marrones de altura media con ropa actual.

Ben Álvarez (prometido)- Hombre con el pelo níveo de más de 50 años, vestido con traje de americana.

Mina Greengood (hija)- Chica joven de la edad de Leo, pelo negro y corto (por la altura de los hombros) ojos marrones y ropa holgada.

Lisa Zucchini (amiga)- Mujer de unos 50 años, con el pelo cobrizo y

ropa anticuada y ancha (mujer gorda)

Rose Greengood (hermana) – Ha de ser la misma actriz que la señora Greengood, pero con distinta ropa y pelo castaño con moño de la edad de Lisa.

Helen Bronte (vecina)- Mujer de más de 40 años, pelo negro y rizado largo, muy delgada con ojos saltones con ropa apagada compuesta por  una falda larga gris, al igual que el jersey y una camisa rosa.

Reverendo Tiles  (reverendo)- Delgado hombre, de pelo negro peinado anticuadamente e indumentaria de camisa granate corta y pantalón gris.

Rupert Volatile (mayordomo)- Hombre de anchuras normales y con traje de su oficio.

Mary Ember (criada)- Joven ignorante y cotilla con ropa de su oficio de pelo castaño oscuro.

Rebbeca Warlike (ama de llaves)- Joven guapa y pelirroja, muy pálida y pecosa con ropa lúgubre.

Sr. Been  (médico forense)- Hombre inteligente y un poco calvo, vestido con trajes claros y gafas.

Agente Newearth (policía)- Hombre de 30 años, muy guapo, pelo negro y corto, ojos verdes y muy alto, con indumentaria de su oficio.

Chandler Nut (inspector)- Hombre de algo más de 40 años, con traje de colores oscuros.

Sarah Jessica Been (hija del médico forense)- Joven inteligente, muy sexy y guapa, de pequeña estatura, pelo muy negro y largo y ojos verdes, ropa provocativa y actual.

 

 

 

                           Lugar:

 

En Pouchville, dentro de una grande, presuntuosa y vieja mansión, exactamente, en un salón, con lujosos tapizados y cómodos sofás; con una hoguera con fuego en el centro de la habitación y encima de ella, el retrato de la señora Greengood acariciando a su gata de angora.

 

                         

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

1º Acto - 1º cuadro

 

Se oye un disparo en el edificio de enfrente, seguido de un portazo y una figura escondida tras un manto negro sale corriendo de la mansión Greengood con una pistola en la mano. Todo eso lo está disipando Helen, la vecina de la señora Greengood.

 

Helen- ¡Oh dios mío! Telefonearé inmediatamente al inspector. (…)¿Chandler Nut?   

 

Agente Newearth- No, está hablando con el agente Newearth, el inspector Nut en este momento no se encuentra disponible, ¿quién es usted?

 

Helen- Soy Helen Bronte, de Saint Jhon street, creo que se a cometido un delito muy grave.

 

Agente Newearth- ¿Que clase de delito?

 

Helen- ¡¡Un asesinato!!

 

Agente Newearth- ¿Está segura?

 

Helen- No del todo, soy la vecina de la señora Greengood, hace un minuto he oído un disparo, acto seguido, una figura oculta con una manta negra a salido corriendo de su casa y con una pistola en la mano, ¡estoy muy asustada!.

 

Agente Newearth- Muy bien señora Bronte, inmediatamente iré allí, tranquilícese y en ninguna circunstancia, deje que nadie salga o entre de la casa…

 

Helen- ¿Pero agente como quiere que yo evite…? ¿Agente…? ¿Agente…?

Será…

 

Se cambia de decorado y se sitúa en la sala de estar de la mansión de la señora Greengood. Leo entra y la vea ahí muerta en el suelo.

 

Leo- (Leo entra en la sala, por la izquierda)¡Tía Lili! ¡O nooo! Mina, ¡tu madre está…, ven ya! ¡Rupert, Mary, Rebbeca, acudan!, ¡rápido!

 

Mary- (entra por el lado opuesto a Leo, la derecha)¿Qué pasa señorito Leo?

 

Leo- Mary, es mi tía, creo que está muerta.

 

Rupert- (entra por el centro)¿qué está ocurriendo?

 

Leo- Mire Rupert, mi tía está muy mal, le voy a mirar el pulso (…)

 

Rupert- ¿Y bien?

 

Leo- ¡Válgame Dios!.

 

Rupert- No estará muerta, ¿verdad?

 

Leo- ¡Oh, si!.

 

Mary- Llamaré al doctor Been, para que venga inmediatamente.

 

Rebbeca-  (entra por donde Rupert)¿A  qué viene tanto alboroto?

 

Leo- Es mi tía Lili, está muerta.

 

Rebbeca- ¡Oh Dios mío!

 

Rupert- ¡Que tragedia a ocurrido!

 

Rebbeca- ¿Pero porque no llamamos al médico forense?

 

Mary- Es lo que iba a hacer, en este instante Rebbeca.

 

Rebbeca- Pues vamos

 

Mary- No me metas presión, que me pongo más nerviosa.

 

Rebbeca- Pues lo haré yo misma. (…) ¿Doctor Been?

 

Dr. Been- Si ¿digamé?

 

Rebbeca- Hola, soy Rebbeca Warlike, el ama de llaves de la señora Greengood.

 

Dr. Been- Ah… si, ¿Qué quería?

 

Rebbeca- Venga inmediatamente a casa de la señora Greengood, ¡Está muerta!.

 

Dr. Been- De acuerdo, no toquen nada, voy para allá.

 

Rebbeca- El doctor Been ya está al llegar.

 

Rupert- ¿Cómo es que sale tanta sangre?

 

Leo- La han debido disparar.

 

En ese momento entra Mina en la sala por la puerta de la calle (la de Leo)

 

Mina- Hola… ¿Qué ha pasado?

 

Mary- Es su madre, la señora Greengood…, pues…, su primo Leo, al entrar la encontró tirada en el suelo, está… ¡uff! Esta muerta señorita Mina, han disparado a su madre.

 

Mina- ¡¡No!!

 

Rupert- El doctor Been, está al llegar.

 

Acto seguido llegan a la vez el doctor Been y el agente Newearth y entran en la sala.

 

Mary- ¿¡Agente Newearth ¿quién le ha llamado!?.

 

Agente Newearth-  Helen Bronte, la vecina de enfrente, dice que oyó un disparo, luego salió una persona oculta tras un manto negro y con una pistola en la mano. Me llamó muy preocupada, dijo que creía que se había cometido un delito muy grave; pero yo nunca hubiese pensado, que fuera la señora Greengood, quien hubiese sido la víctima de ese delito; la telefonearé, para que venga a testificar, o… a hacer presencia.

 

Rebbeca- No hace falta agente, ahora mismo voy a avisarla a su propia casa.

 

Agente Newearth- Gracias ¿señorita…?

 

Rebbeca- Warlike, Rebbeca Warlike.

 

Rebbeca sale por la puerta por la que han llegado el agente y el medico forense, al cabo de un minuto, en el que Mina está llorando desconsoladamente, Rebbeca entra por la misma puerta con la vecina.

 

Helen- Buenos días por decir algo. ¡Aaaaaaaaag! ¡¡Lili!!, ¿esta…?

 

Dr. Been- Si de un disparo.

 

Mina- Mamá, ¿por qué a ti? Me vengaré, te lo juro…

 

Agente Newearth- Doctor Been, puede llevársela, para examinarla y extraerle la bala.

 

Dr. Been- De acuerdo, luego me la llevaré en una camilla

 

Agente Newearth- Cuando tenga noticias contáctese con el inspector Nut.

 

Dr. Been- Descuide agente, luego me la llevo..

 

Agente Newearth- Llamaré al inspector Nut, ya tiene que estar en la comisaría.

 

Leo- Tendremos que llamar a Ben, para decirle, que ese viaje que iban a hacer a Györ, se tendrá que cancelar, porque su novia ha muerto.

 

Rupert- Ya lo haré yo.

 

Leo- Vale

 

Rebbeca- ¿Si quiere tambien llamo a Lisa?

 

Leo- Lisa es la amiga de mi tía, así que… sí.

 

Mina- Era la amiga, recuerda que a mi madre la han matado.

 

Mary- ¿Y a la hermana de la señora Greengood?

 

Leo- A mi madre ya la llamo yo.

 

Agente Newearth- Por favor guarden silencio, voy a llamar al inspector Nut.

 

Leo- Vale.

 

Agente Newearth- ¿Inspector?

 

-Con voz en off.

 

Chandler Nut- Hola agente Newearth.

 

Agente Newearth- Le llamaba para avisarle de que han asesinado a la señora Greengood, Helen Bronte lo escuchó desde su casa y luego vio correr una figura bajo una manta negra calle arriba.

 

Chandler Nut- ¡Oh Dios mío! Voy para allá.

 

Agente Newearth- Es en Jhon Street.

 

Chandler Nut- Ya lo se estúpido... hasta ahora.

 

Rupert- ¿Ya viene el inspector Chandler Nut?

 

Agente Newearth- Si, ya está en camino…

 

Dr. Been- Cuando venga el inspector, y examine el cuerpo me la llevaré inmediatamente, me  tiene una cosa muy intrigado.

 

Rebbeca- ¿Cuál doctor?

 

Dr. Been- El otro día me la encontré por la calle…

 

Rebbeca- ¿A quién? ¿A la señora Greengood?

 

Dr. Been- Exacto. Me dijo que había tenido un sueño horrible.

 

Rebbeca- ¿Qué sueño?

 

Dr. Been- ¡Este!

 

Rebbeca- ¿Cómo? No lo entiendo doctor.

 

Dr. Been- Si, Rebbeca; ella me dijo que soñó que la pegaban un tiro detrás del cuello, tal y como ha sucedido, luego, que el señorito Leo la encontraba muerta y después venían su criada; Mary, Rupert el mayordomo y su ama de llaves, tú Rebbeca, a… socorrer  al señorito Leo.

 

Mary- ¡Oh Dios mío!

 

Rupert- Soñó lo que  acaba de  pasar…

 

Agente Newearth- Doctor Been, ¿le dijo  algo sobre quien era el asesino?

 

Dr. Been- No, solo que había sucedido en la sala de estar y le pegaba un tiro por detrás.

 

Agente Newearth- Vale,  gracias, se lo diré al inspector Nut.

 

Rupert- El inspector ya viene.

 

¡Ding dong! Suena el timbre de entrada y Rupert va a abrir.

 

Chandler Nut- (este entra sin el permiso de Rupert)¡Hola!

 

Agente Newearth- El doctor Been ha dicho que la señora Greengood, le contó anteriormente que había tenido un sueño en el que la mataban y sucedía todo esto, pero no vio a su asesino.

 

Chandler Nut- Gracias agente Newearth, puede irse a la comisaría.

 

Agente Newearth- De acuerdo, adiós.

 

Chandler Nut- Así que la han disparado… ¿alguien oyó un disparo?, Leo Greengood, ¿oíste tu algo?

 

Leo- No inspector, yo entré en la sala, fui corriendo a socorrerla cuando la encontré aquí.

 

Chandler Nut- Pero un disparo, no es tan silencioso como una apuñalada, por fuerza lo tenías que haber oído; estando en la misma casa.

 

Leo- Inspector, ¿Qué está insinuando?

 

Chandler Nut- Yo no insinúo nada, yo digo lo que entiendo; lo ha oído la vecina de la casa de enfrente, que ahora mismo esta presente en este mismo instante, la señora Helen Bronte.

 

Helen- Así es.

 

Chandler Nut- Y tu que estabas en la misma casa no oyes nada… ¿qué quieres que piense?.

 

Leo- Mire inspector; yo estaba escuchando música en el jardín, cuando me entró sed y fui a beber un vaso de agua, al entrar aquí en la casa, vi a mi tía Lili tirada en el suelo, y llamé a Rupert, Rebbeca y a Mary.

 

Chandler Nut- Vale; ahora váyase  de la escena del crimen, si necesito algo, ya le llamaré.

 

Leo sale de la habitación, por donde se entró Rupert..

 

Helen- Oiga Chandler.

 

Chandler Nut- Llámeme inspector, por favor.

 

Helen- Inspector, (carraspea) ¿quiere que yo testifique algo? Porque me tengo que ir, es que tengo merienda con una amiga.

 

Chandler Nut- Pues… si váyase, al igual que a Leo, si la necesito la llamaré, el agente ya me a contado lo que usted sabe.

 

Helen- Vale, adiós.

 

Helen sale de la habitación.

 

Chandler Nut- Oiga, usted el mayordomo, ¿es Rupert Volatile?

 

Rupert- Si inspector, diga.

 

Chandler Nut- Usted cuando llegó a la sala, ¿quién estaba?

 

Rupert- Pues evidentemente la señora Greengood, el señorito Leo y Mary, la criada.

 

Chandler Nut- ¿Usted vio o escuchó algo?

 

Rupert- No señor, estaba haciendo la habitación de la planta cuarta, escuché un ruido, y no llegué a pensar que fuera el disparo, pero cuando a los segundos oí al señorito Leo gritar, baje lo más rápido que pude y vi todo.

 

Chandler Nut- Gracias Rupert. Oiga Mary Ember, usted fue la primera en acudir al grito de socorro de Leo Greengood; ¿Dónde estaba?

 

Mary- Barriendo la habitación de al lado.

 

Chandler Nut- ¿Oyó el disparo?

 

Mary- Si, pero creí que serían los chicos de la calle poniendo un petardo, ya sabe, como estamos en fiestas, todo el rato están tirándolos.

 

Chandler Nut- Un tiro, es un ruido mucho mayor a un petardo, pero bueno… tiene su lógica; Rupert, Mary, váyanse de la sala por favor, quiero hablar con la señorita Greengood y la señorita Warlike a solas.

 

Dr. Been- ¿Hace falta que salga yo también?

 

Chandler Nut- No, usted no.

 

Rebbeca- ¿Por qué quiere hablar con la señorita Mina y conmigo a solas?

 

Chandler Nut- Veamos Rebbeca, usted, antes de venir a trabajar a la mansión Greengood; trabajó en la casa de los Grimes.

 

Rebbeca- Si, ¿Y qué?

 

Chandler Nut- Pues que en esa casa ocurrieron cosas muy extrañas.

 

Rebbeca- Como quedó claro en los juzgados mí querido inspector, yo no maté a la familia Grimes para intentar quedarme con su dinero.

 

Chandler Nut- Ya, ¿pero que me dices, y como explicas que muriera en una sola noche toda la familia y las cinco criadas junto con el mayordomo, que todos los que dormitaban esa noche nebulosa en la mansión Grimes murieran menos tu  Rebbeca Warlike?

 

Rebbeca- No…, no lo sé. Pero ese caso ya se dio por zanjado, y así seguirá, además usted siempre sospechó de mí.

 

Chandler Nut- Bueno, ¿usted vio u oyó algo del disparo?

 

Rebbeca- No inspector, me acababa de lavar el pelo, entonces supongo que cuando me lo estaba secando con el secador, se produjo el disparo.

 

Chandler Nut- ¿En que lugar se lavó la cabeza?

 

Rebbeca- En el baño de la habitación de arriba.

 

Chandler Nut- ¿Entonces no oíste nada de nada?

 

Rebbeca- Se lo juro, seguramente el asesino utilizó un silenciador al disparar.

 

Chandler  Nut- Si, eso lo explicaría todo; gracias Rebbeca retírese.

 

Rebbeca se va de la sala por donde Rupert, Mary y Leo.

 

Mina- No me hago a la idea de que esté muerta, nunca llegaría a imaginar, que alguien pudiese matar a mi madre, era la persona más bondadosa y fraterna del mundo, no hacía ningún mal a nadie.

 

Chandler Nut- Oiga Mina, ¿oyó algún disparo?

 

Mina- No inspector, yo vine de la calle, cuando entré vi a mi madre tendida en el suelo y en torno a ella a mi primo Leo, a Rupert, Mary y a Rebbeca.

 

Chandler Nut- ¿Sabe si alguien podía tener algún motivo para matarla?

 

Mina- No, para nada, como ya le he dicho era una persona muy poco antagonista.

 

Chandler Nut- Entonces, me podría decir con certeza que su madre no tenía enemigos,

 

Mina- Pues… si que yo sepa inspector.

 

Chandler Nut- Muy bien señorita, si necesita, sospecha, recuerda o descubre algo, no dude en llamarme.

 

Mina- Gracias inspector; lo haré, no se preocupe.

 

Dr. Been- Me llevaré el cuerpo.

 

Chandler Nut- De acuerdo.

 

-Se acerca el doctor al cadáver, saca unas fotos y hace junto con el inspector el amago de cogerla.

 

Telón rápido.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

1º Acto - 2º cuadro

 

Se sitúa en la misma sala, pero en ella solo está Rupert, el mayordomo, hablando por teléfono.

 

Rupert-  ¿Ben Álvarez?

 

Ben- Sí, digamé.

 

Rupert- Hola, soy Rupert Volatile, el mayordomo de la señora Greengood.

 

Ben- Ya se quien es, ¿para que me llama?

 

Rupert- Bueno, es para informarle de una tragedia, muy irritable para usted.

 

Ben- Me está asustando.

 

Rupert- Más que lo va a estar cuando le diga lo ocurrido…, el viaje que tenía pensado con la señora Greengood a Györ, se tiene que cancelar.

 

Ben- Hombre, tampoco es tanta tragedia, ya se hará para otra vez; ¿Y por qué se ha de cancelar el viaje?

 

Rupert- Por esa causa le llamaba. La señora Greengood… ha fallecido, la han asesinado.

 

Ben- ¡Oh Dios! ¿La han asesinado?

 

Rupert- Si de un tiro detrás del cuello.

 

Ben- ¿Y quién diablos es el asesino?

 

Rupert- No se sabe, pero en cuanto se sepa algo le llamaré de nuevo.

 

Ben- No hace falta Rupert, voy para allá.

 

Rupert- De acuerdo, hasta luego.

 

Ben- Adiós.

 

En ese momento Leo entra en la habitación.

 

Leo- Rupert, me deja hacer la llamada telefónica a mi madre para informarle de lo ocurrido.

Rupert- Si un momento, que llamo a su amiga Lisa para decírselo a ella también.

 

Leo- Si mejor, así pienso más lo que la puedo decir.

 

Rupert- Hola, buenas tardes, ¿es usted Lisa Zucchini, la amiga de la señora Greengood?

 

Lisa- Si, ¿quién es?

 

Rupert- Soy Rupert, el Mayordomo de la señora Greengood, quería informarla de algo.

 

Lisa- ¿De que? Rupert.

 

Rupert- Su amiga, la señora Greengood, ha sido… asesinada por un tiro en el cuello.

 

Lisa- ¿No se tratará de una broma muy pesada, verdad?

 

Rupert- Señora Zucchini, con estas cosas no se bromea.

 

Lisa- ¡Dios mío! ¡Como puede haber alguien tan…! ¿Y saben algo de quien ha sido?

 

Rupert- Lo siento señora Zucchini, pero no.

 

Lisa- Gracias Rupert; ahora me paso a la mansión Greengood para dar el pésame a Mina.

 

Rupert- Si, necesitará tambien algo de compañía.

 

Lisa- Venga, hasta luego.

 

Rupert- Adiós.

 

Leo- ¡Santo cielo! ¿Cómo se lo digo?

 

Rupert- No lo sé, estas cosas nunca son agradables de decir, inténtelo hacerlo rápido pero con tacto y delicadeza, después de darle la mala noticia, invítala a venir a casa, necesitará compañía. ¡Suerte!

 

Leo- La necesitaré.

 

Rupert- Me voy a la habitación de al lado si necesitas algo me lo dice.

 

Leo- Gracias Rupert. (…) Hola mamá.

 

Rose- Hola Leo mi vida, ¿Qué tal?

 

Leo- Muy mal mamá.

 

Rose- Me estás asustando, cuéntame lo que te pasa mi vida.

 

Leo- ¡Puff! Mamá, no se por donde empezar.

 

Rose- Pues puedes empezar por decirme porque me llamas…

 

Leo- Si, claro… eehh… haber, tranquilízate…

 

Rose- Ay, Leo hijo, me estás poniendo nerviosa, nunca te he oído hablarme de esta manera, cuéntamelo ya.

 

Leo- Si, vale… a la tía Lili, este mediodía, la han… ay…mamá no puedo, por favor, ven en cuanto puedes a casa de la tía, es importante.

 

Rose- Por favor Leo, cuéntame lo que sucede allí.

 

Leo- Por teléfono no puede, ven en cuanto puedas.

 

Rose- De acuerdo, en cinco minutos estoy allí mi vida.

 

Leo- Vale, adiós mamá.

 

En ese momento entra Mary al salón, por la derecha.

 

Mary- Hola señorito Leo.

 

Leo- Hola Mary, ¿Qué tal?

 

Mary- Mal, bastante mal.

 

Leo- Si, yo tampoco estoy para tirar cohetes pero bueno…, la muerte de mi tía Lili nos ha afectado a todo mucho.

 

Mary- Si, pero en parte. Usted ya sabe que Rebbeca y yo no nos llevábamos bien, ¿verdad?

 

Leo- De sobra, armaban cada alboroto…

 

Mary- Pues ahora, lleva un par de  horas, desde que se ha muerto miss Greengood vamos…, que está muy rara, como  zaherida o no sé… es como si estuviese en otro mundo. Va por la casa como un alma en pena, parece un fantasma en su forma de mirar, es como si estuviera perdida y luego si la dices algo has de repetírselo, porque no te habrá escuchado.

 

Leo- ¡Qué raro! Bueno ya sabes Mary, Rebbeca tenía un apego colosal hacia mi tía Lili, ¿pero por que es peor para ti?

 

Mary- Pues porque, antes por lo menos dirigía una palabra o una mirada aunque fuese de desprecio hacia mi persona; ahora es como una niña de siete años y en realidad tiene veintisiete. No me gusta que este así, en esta circunstancia lo mejor es hablar y explayarte con tu dolor, ira y rabia  acumulados. Es como si de repente no tuviese personalidad propia y a todo afirmara.

 

Leo- Bueno no te preocupes, me imagino que ya se la pasará, son cosas pasajeras.

 

Mary se mete en la cocina de nuevo y baja mina las escaleras del piso de arriba (centro).

 

Mina- Hola primo.

 

Leo- ¿Qué tal Mina?

 

Mina- Fatal, ¿Cómo quieres que esté sabiendo que han matado a mi madre y el asesino puede ser cualquiera, quizá algún amigo, o hasta algún conocido, hasta puede que sea de alguien de alrededor?

 

Leo-Tienes razón, tenemos que colaborar en cuanto podamos con Chandler Nut.

 

Llega Rose a la casa, llama al timbre y Rupert la va a abrir.

 

Rose- Hola Rupert, ¿Dónde está mi hijo?, he de hablar con él, es urgente.

 

Rupert- Si, está allí.

 

Rose- Gracias.

 

Rupert- De nada, estoy para servirla.

 

Rose- Hola chicos, ¿De que me tenías que hablar Leo?

 

Leo- Es algo muy delicado mamá.

 

Mina- Si, y entristecedor.

 

Rose- ¿Pero me lo queréis decir ya?

 

Mina- Si tía, mi madre desde hace dos horas está…

 

Leo- Muerta, la han asesinado pegándola un balazo en el cuello.

 

Rose- ¡Oh Dios!

 

Los tres se dieron un caluroso abrazo.

 

Rose- Leo mi vida, ahora tenemos que ir a la iglesia a pedir por ella, ¿vendrás no?

 

Leo- Si, ahora mismo, cojo mi abrigo y ya.

 

Rose- Toma Mina unos billetes para que le cojas unas flores a tu madre.

 

Mina- Gracias tía. Tú siempre tan espléndida y con la costumbre de escribir en ellos la fecha en la que los recibes. Adiós.

 

Rose y Leo- Adiós.

 

Rose y leo salen a la iglesia, Mina se sienta en el sofá y a los diez segundos llegan a la vez Lisa y Ben, llaman a la puerta y por segunda vez va Rupert a abriles.

 

Rupert- Hola señor.

 

Lisa- Hola Rupert, gracias por haberme llamado antes, gracias de verdad.

 

Ben- Hola señor.

 

Rupert- Acomodasen en el sofá en el que está la señorita Mina.

 

-Estos siguen la indicación y con cara de tristeza y compasividad miran a Mina y se sientan a su lado.

 

Lisa- Mina cariño, lo siento de verdad.

 

Ben- Si, y yo tambien, cuando Rupert me lo contó me quedé de piedra, nunca me lo pude llegar a imaginar.

 

Mina- Ya, ni yo, nadie se lo podría conjeturar.

 

Lisa- Y tu ¿que tal estás? Mi vida.

 

Mina- Lisa, ¿Cómo quiere que esté?, encima hoy…

 

Lisa- ¿Qué pasa hoy?

 

Mina- Lo he dejado con José Carlos…

 

Ben- ¿Lo has dejado con mi hijo?

 

Mina- Si, me llamó esta mañana al móvil y me lo dijo todo, me contó que había un motivo que le hacía sentirse culpable y que no podía continuar así nuestra relación.

 

Lisa- ¿No te contó ese motivo?

 

Mina- No, aunque me encantaría saberlo, ¿Usted lo sabe Ben?

 

Ben- No, lo siento…

 

Mina- Da igual.

 

Lisa- Y cuando te contó eso, ¿Fue antes o después de lo de tu madre?

 

Mina- Pues no lo sé.

 

Lisa- ¿Cómo que no lo sabes?, te habrá tenido que llamar en algún momento, antes o después del asesinato de Lili.

 

Mina- En verdad, creo que debió de ser al mismo tiempo, cuestión de segundos sin duda, esto te lo podría certificar Sarah Been, la hija del médico forense, el doctor Been, me encontré con ella que pasaba por allí. Luego José Carlos me llamó cuando estaba a la entrada de  Saint John street, de esta calle vamos…, al contármelo todo,  fui corriendo enfadada a esta casa y al entrar me encontré con todo el pastel, a todos gritando y alborotados. Ha sido un malísimo día para mi; bueno… y para todos los demás  tampoco  ha sido muy bueno que digamos… cuanto hecho de menos a mi madre, no puedo creer que haya sido sentenciada de este modo, era una buena persona y seguro que el asesino no tenía razón para asesinarla y encima de una manera tan salvaje, pegándola un tiro en el cuello…

 

Lisa- No te preocupes, ahora ella estará bien, ya verás como todo se arregla y pronto el inspector Chandler Nut descubrirá quien ese maníaco. Ahora que me estoy dando cuenta la pobre no va a poder disfrutar del concurso de tartas que ganó anteayer, siempre era la primera en todo… hasta en hacer tartas, mi especialidad, no entiendo como quedé segunda.

 

Mina- Pues ya ves… cosas que pasan, seguro que es mejor  quedar segunda en ese estúpido concurso de poca monta que ser la primera en morir,  pero así son las cosas, primera en todo, en todo hasta para esto.

 

Lisa- Bueno querida, yo me voy, tengo que tomar el té con Helen, adiós Ben.

 

Ben- Adiós Lisa. (Lisa sale por el centro)Bueno, ¿y no han dicho nada de la herencia?

 

Mina- Pero… ¿Qué?

 

Ben- Ya sabes… ¿me ha dejado por alguna casualidad algo?

 

Mina- Usted es un cerdo arrastrado sin escrúpulos. Mi madre acaba de morir hace poco más de dos horas y usted está aquí reclamando su parte de herencia…

 

Ben- Bueno yo…

 

Mina- ¡Váyase de mi casa señor Álvarez!

 

Ben- Mina, perdona.

 

Mina- He dicho que se largue o llamo ahora mismo al agente Newearth.

 

Ben- No me moveré hasta que me oigas.

 

Mina telefonea al agente Newearth.

 

Mina- Agente Newearth, soy Mina Greengood, creo que se quien puede ser el asesino…

 

Ben- Pero es que te has vuelto loca. (Ben da a Mina una torta y esta grita)

 

Mina- Venga rápido a mi casa por favor (dice esta gritando a Newearth y a la vez que llorando)

 

Ben- Pero serás estúpida, ahora por tu miserable culpa me meterán en la cárcel, sabes el asco que el agente Newearth me tiene…

 

Mina- Váyase ya, ya le he avisado.

 

Ben- Has sido muy tonta y lo vas a pagar.

 

Ben saca un revólver y dispara a Mina en el estómago, acto seguido este escapa por la puerta principal, en ese momento Mary sale corriendo de la derecha junto a Rupert del centroy la van a socorrer, ahora llega Leo de la iglesia llorando y ve a Mina tirada en el suelo junto a Mary y Rupert.

 

Leo- ¡Ahora tú, nooo!

 

Mary- (Con las manos manchadas de sangre al igual que Rupert) Debemos llamar rápidamente al agente Newearth, al inspector Nut y al doctor Been, este asunto se escapa de las manos.

 

Rupert- Yo lo haré enseguida.

 

Leo se acerca a Mina llorando y se arrodilla ante ella, Rupert los llama a los tres; todo esto ocurre en un minuto aproximado.

 

Leo- Pero es que me quieren dejar sin familia…

 

Rupert- El agente no contesta, pero el inspector y el doctor se encontraban juntos examinando el cadáver de la señora Greengood. Ya vienen para aquí.

 

Mary- Vale.

 

En ese momento llega el agente Newearth y Rupert le va a abrir la puerta.

 

Agente Newearth- ¿Dónde esta Mina Greengood?

 

Rupert se la señala con la mirada y el agente sobresaltado va corriendo a ella.

 

Rupert- Como es que ha venido, yo no le he llamado.

 

Agente Newearth- Ella me llamó hace nada, dijo que creía saber quien era el asesino de su madre, pero me temo que el se me a adelantado.

 

Rupert- El asesino ha vuelto ha actuar y nosotros sin saberlo en el piso de arriba.

 

Agente Newearth- ¿Sabían si había alguien en casa?

 

Rupert- Pues primero llegó Rose Greengood y luego se fue con el señorito Leo a la iglesia del reverendo Tiles, después llegaron Lisa Zucchini y Ben Álvarez, pero oí que al rato se iba alguien, así que supongo que serían ellos dos y de nuevo Mina se quedó sola en este salón.

 

-En ese momento llegan el doctor y el inspector y Rupert les va a abrir.

 

Dr. Been- Últimamente no doy abasto con los muertos.

 

Chandler Nut- El asesino se está cebando con la familia Greengood, de los cuatro que eran ya solo quedan dos, Rose y Leo.

 

Leo- No, se confunden…

 

Mary- ¿Qué?

 

Leo- Había ido con mi madre a rezar a la iglesia y ella  se metió en el confesionario, yo estuve un rato charlando con el reverendo Tiles y cuando vi que mi madre no salía abrí la puerta y la vi asesinada a puñaladas.

 

Chandler Nut- ¡Por Dios! Agente Newearth valla a la iglesia e interrogue al reverendo Tiles.

 

Agente Newearth- De acuerdo. Adiós.

 

El doctor se acerca a examinar a mina tocándola el cuello.

 

Dr. Been- ¡Dios mío! Esta chica no está muerta, aún vive, me la llevaré en una camilla derecha al hospital, todavía se puede hacer algo por ella. En cuanto llegue al hospital iré a por el cadáver de Rose Greengood.

 

Chandler- Vale, pero dese prisa en llevarla, se va a desangrar.

 

Dr. Been- Aparte Leo, he de llevármela, llamaré a mi hija Sarah para que me ayude a examinar a su madre..

 

Leo- Por favor doctor dese toda la prisa que pueda, ya he perdido a mi tía y después a mi madre, no quiero sufrir una tercera muerte de mi familia en el mismo día.

 

Telón rápido

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

2º Acto - 1º Cuadro

 

-Este cuadro se sitúa a las 20:00 en la capilla de una iglesia y en ella están el reverendo Tiles y el agente Newearth y en una esquina el cadáver de Rose Greengood.

 

Agente Newearth- ¡Reverendo Tiles! Tengo que hablar con usted, es por lo del asesinato de Rose Greengood.

 

Reverendo- ¡Oh Santo cielo! Claro, malos vientos soplan hoy para los Greengood, primero Lili, después Rose y puede que también caiga la joven Mina.

 

Agente Newearth- ¿Cómo sabe usted lo de Mina? Leo Greengood nos pidió que no saliese nada a la luz sobre el ataque a su prima…

 

Reverendo- Yo siempre lo se todo, recuerde que soy enviado de Dios, soy una persona de la divinidad.

 

Agente Newearth- Como no me lo diga, voy a tener que empezar  a sospechar de usted, reverendo Tiles.

 

Reverendo- Hágalo, adelante, no le tengo miedo a la justicia, lo único que puedo decir n mi defensa es que soy inocente.

 

Agente Newearth- Bien, entonces pasemos a la testificación.

 

Reverendo- De acuerdo, pero le aseguro que no vi nada. Yo estaba charlando con Leo Greengood para animarle por lo del asesinato de su tía Lili.

 

Agente Newearth- ¿Está seguro de que no oyó ningún ruido?

 

Reverendo- Completamente, tampoco Leo Greengood oyó nada.

 

Agente Newearth- ¿Entonces cuando Leo Greengood se dio cuenta de que su madre, Rose, tardaba mucho en salir del confesionario entró y vio que ella estaba acribillada a puñaladas y la ventana de arriba estaba abierta, que sería por la que posiblemente el asesino entró para matarla y salió para huir?

 

Reverendo- Exacto, deduce bien…

 

Agente Newearth- Pero hay una cosa que no cuadra nada con los hechos.

 

Reverendo- Dígamela por favor.

 

Agente Newearth- ¿Para que Rose Greengood iba a entrar en el confesionario si  solo usted se hallaba en la iglesia para atenderla y estaba ocupado con Leo?

 

Reverendo- Está claro, ella no entro ahí para confesarse, si no para llorar a escondidas. Agente Newearth, usted ya sabe que Rose siempre se a caracterizado por ser una persona emocionalmente hablando muy dura y consolidada; la daba vergüenza que la viésemos llorar.

 

Agente Newearth- Entiendo. (No muy convencido)

 

Reverendo- Además Leo y yo la oímos una vez gemir, pero no la molestamos para que tuviese intimidad.

 

Agente Newearth- ¡Oh Dios mío!

 

Reverendo- ¿Qué ocurre agente?

 

Agente Neweart- Rose Greengood no gemía de tristeza, si no de dolor, cuando ustedes la oyeron gemir, seguramente fuese cuando el asesino la apuñaló.

 

Reverendo- ¡Santo cielo!

 

El agente se acerca al cadáver de Rose y ve una cosa en su mano.

 

Agente Newearth- ¿Pero que…?

 

Reverendo-¿Qué?

 

Agente Newearth- Esta mujer en la mano tiene un mechón de pelo arrancado, que no corresponde al suyo. ¡Oh Dios! Se debe tratar  del pelo del asesino. Espere… este mechón de pelo pertenece a…

 

-En ese momento el reverendo Tiles pega con la copa del cáliz a el agente Newearth en la cabeza dejándole inconsciente y a continuación saca de debajo de su túnica un revólver y le dispara dos veces en el corazón. Rápidamente le agarra de los pies y arrastrándole se le lleva fuera del escenario, vuelve corriendo y se guarda el revolver al mismo sitio de donde lo había sacado y coge el mechón de pelo que al agente se le había caído al golpearle y lo guarda dentro de la copa. Limpia la sangre con un pañuelo y este lo tira a la basura. En ese momento llegan Lisa Zucchini y Helen Bronte a la capilla juntas y saludan al reverendo.

 

Helen- Hola reverendo Tiles.

 

Lisa- ¡Oh Dios! ¿Cómo es que todavía el doctor Been no se ha llevado el cadáver de la hermana de Lili?

 

Reverendo- Pues porque todavía no ha llegado, antes me llamó y me dijo que vendría a recogerlo sobre las ocho y media y que su hija Sarah le acompañaría, que está haciendo prácticas para médica forense y su padre le está mostrando el oficio.

 

Lisa- Si ella me lo dijo, es una niña muy agradable.

 

Helen- Bueno… niña, tendrá sus diecinueve o veinte años, me imagino que será de la edad de Mina y Leo Greengood y de José Carlos Álvarez.

 

Reverendo- Si  por  ahí.

 

Helen- ¿Y el agente Newearth o el inspector Chandler Nut, se han pasado por aquí?

 

Reverendo- Solo el agente, el inspector no. Se ha ido hará cuestión de un par e minutos o un poco más quizá.

 

Lisa- Que raro… pues no nos lo hemos encontrado por el camino.

 

Helen- Tienes razón Lisa; y eso que se va por el mismo camino de la iglesia a la comisaría que de nuestra casa aquí.

 

Reverendo- Bueno y en realidad ¿ustedes que querían?

 

Helen- ¿Cómo? Uyyy… Que grosero y recio se ha vuelto.

 

Reverendo- Perdónenme es que estoy nervioso…

 

Helen- Pues no lo pague con nosotras…

 

Lisa- ¿Y por qué está nervioso reverendo Tiles?

 

Reverendo- Nada, da igual… ¿eehh? cosas de la parroquia, ya saben; facturas elevadas que la parroquia tiende a pagarlas con mucho esfuerzo.

 

Lisa- Entiendo…

 

Reverendo- Pero, bueno…, sin ánimo de ofenderlas ¿Qué las traen por aquí?

 

Lisa- Pues es que Helen y yo teníamos que decirle al inspector Nut  unas sospechas que tenemos sobre el posible asesino de Lili y Rose y el agresor de Mina.

 

Reverendo- ¿Y me podrían decir sobre quien sospechan? –Este con cara preocupada, coge el cáliz con la mano izquierda, con el que había golpeado antes al agente Newearth, con intención de darlas si dicen nombres culpables.

 

Helen- Por supuesto. Se trata de Mary Ember y Rupert  Volatile, la criada y el mayordomo de los Greengood.

 

Reverendo- Con cara de alivio y dejando el cáliz donde estaba. ¿Y por qué de ellos?

 

Helen- Pues bueno, me he enterado por ahí de que Mary y Rupert, eran los únicos que estaban en la sala cuando Mina fue atacada y el inspector Nut, Leo Greengood, el doctor Been y el agente Newearth les encontraron con las manos manchadas de sangre y junto a ella.

 

Reverendo- Pues será mejor que llamen al inspector por el teléfono si quieren que se entere rápido, porque por aquí no se va a pasar, los únicos que vendrán ahora serán el doctor Been y su hija Sarah.

 

Lisa- Vale, gracias reverendo.

 

Helen- Adiós.

 

Reverendo- Adiós señoras.

 

Acto seguido estas dos se van de la capilla y a los 10 segundos llega Ben.

 

Ben- Hola reverendo Tiles, ¿ha venido el inspector?

 

Reverendo- No, gracias a Dios, en su lugar ha venido el agente Newearth y ha descubierto quien mató a Rose y le tenido que matar.

 

Ben- Hizo bien, pero intente no matar a nadie más, tenemos que dejar todo libre de sospechas hacia nosotros para que reciba la herencia de la estúpida de Lili Greengood.

 

Reverendo- Pero todavía no la podemos conseguir, Mina Greengood sigue viva y sabes que está en el primer lugar de la herencia, esperemos que se muera, porque la segunda persona que estaba era Rose pero está ya muerta y tu ocupas el tercer lugar, entonces cuando recibas los cien mil euros del legado me daréis la tercera parte, que necesito los treinta mil euros ya.

 

Ben- Me temo que no.

 

Reverendo- ¿Qué te temes que no, qué?

 

Ben- Al parecer Lili y Rose Greengood tenían una especie de cuenta conjunta, y las dos ingresaban la herencia para sus respectivos hijos, entonces en el caso de que Mina muriese, todavía quedaría un puesto cuarto, al que yo no lo ocupo, si no Leo.

 

Reverendo- ¿Entonces también debemos de matarlo o qué?

 

Ben- Pues claro, pero no va a ser tan fácil, porque me ha llegado información de que Mina se va a salvar y pronto se recuperará, en cuestión de algunos días y testificará en mi contra y Leo Greengood está bajo protección policial.

 

Reverendo- ¡Mierda!

 

Ben- Pero no por un poli cualquiera, no… está protegido por el mismísimo inspector Chandler Nut.

 

Reverendo- ¡¡Qué dices!!

 

Ben- Lo que oyes Will.

 

Reverendo- No lo conseguiremos, ninguno de los cuatro tenemos suficiente poder como para llegar al inspector sin sospechas.

 

Ben- Puede que nosotros dos y mi hijo no, pero seguro que quien tu sabes si puede.

 

Reverendo- Tenemos que tener cuidado, yo no quiero ir a la cárcel, he matado a un policía y soy cómplice de dos asesinatos y de un intento de otro.

 

Ben- Tranquilo, es una persona muy circunspecta, seguro que lo conseguirá.

 

Reverendo- Eso espero…

 

-En ese mismo momento entran en la capilla Sarah y el doctor.

 

Dr. Been- Hola reverendo, ¿Qué hace usted aquí Ben?

 

Ben- Había venido a rezar por Lili y Mina, bueno… tambien por Rose, pero ya me iba… ¿Quién es esta chica tan guapa?

 

Dr. Been- Es mi hija Sarah Jessica.

 

Sarah- Sarah, por favor, me gusta que me llamen Sarah, a secas.

 

-Estos se dan dos besos.

 

Ben- Encantado; <Sarah>.

 

Sarah- Igualmente, ¿eehh…?

 

Ben- Ben, Ben Álvarez.

 

Sarah- ¿Es usted padre de José Carlos?

 

Ben- Si, ¿Lo conoces?

 

Sarah- ¡Oh si! Somos novios, o pareja como quiera decirlo.

 

Ben- Ah, pues no ha esperado mucho, esta misma tarde lo ha dejado con Mina Greengood. Bueno yo ya me voy, adiós a todos.

 

Dr. Been- Adiós Ben.

 

Reverendo- Ya nos veremos.

 

Sarah- Adiós, y dale recuerdos de mi parte a José Carlos.

 

Ben- De tu parte.

 

-Ben sale de la capilla.

 

Dr. Been- Bien, vamos Sarah, coge el maletín y la camilla.

 

Sarah- Si, claro.

 

-Estos dos se aproximan al cuerpo de Rose.

 

Reverendo- ¿Van a tardar mucho? porque han venido veinte minutos tarde y yo dentro de diez minutos, sobre las nueve, tengo que irme a casa.

 

Dr. Been- Pues me imagino que una media hora como máximo, quizá entre veinte y veinticinco minutos seguramente.

 

Reverendo- ¿Les importaría a ustedes quedarse solos y cuando acaben cerrar con llave la capilla?

 

Sarah- ¡Oh no, claro que no! Entréguemela si quiere, yo misma me aseguraré de cerrar la capilla con llave.

 

Reverendo- ¡Que cielo de chica! Gracias.

Reverendo- Bueno pues toma, aquí tienes la llave, yo voy a cerrar las demás puertas y a cambiarme para irme a casa con Eva.

 

Sarah- ¿Eva?

 

Reverendo- Si… Eva Baker, mi mujer…

 

Sarah- ¡Ah claro!

 

-El reverendo Tiles cierra con llave la puerta en la que a metido al agente Newearth, se quita la túnica y mientras Sarah va haciendo fotos del  cadáver.

 

Reverendo- Bueno, yo ya estoy.

 

Dr. Been- Oiga reverendo Tiles, ¿No habrá tocado nada verdad?

 

Reverendo- No claro que no, si se refiere al cadáver no. Bueno… Adiós y Sarah acuérdate, cierra la puerta.

 

Sarah- Claro, adiós.

 

Dr. Been- Adiós reverendo.

 

El reverendo Tiles sale de la capilla.

 

Sarah- ¡Que afán con cerrar la puerta!, ni que tuviera que esconder algo…

 

Dr. Been- Bueno, ya sabes como es de raro.

 

Sarah- Espera, Venga, centrémonos en Rose.

 

Dr. Been- Si, será lo más indicado

 

Sarah- Pobre mujer… a esta la han tenido que apuñalar con una especie de bisturí, como los que utilizas tu papá para abrir a los cadáveres.

 

Dr. Been- ¿Eehh? Si, si…

 

Sarah- ¿Te pasa algo papá?

 

Dr. Been- No hija, estoy bien, ¿por?

 

Sarah- Nada, es que te notaba como… no se… preocupado o nervioso.

 

Dr. Been- Pues no se hija, estoy bien…

 

Sarah- Mira sus uñas, las de los dedos índice y pulgar de la derecha, parece como si hubiese arrancado algo con mucha fuerza, las tiene un poco rotas. Y además en el contorno de sus labios se notan marcas e dedos, como si la hubiesen apretado.

 

-Sarah abre la boca de Rose y los dos ponen cara de asco.

 

Dr. Been-¡Uff! Que corte ¿eeehh?

 

Sarah- La cortó la lengua, de un solo tajazo, lo ha tenido que hacer o una persona con mucha fuerza o que tenga mucha práctica con el bisturí para hacer un corte tan limpio. Además fíjate en sus brazos, la debieron de agarrar fuerte de estos para hacerle estos moratones.

 

Dr. Been- ¡Jolín hija! Eres buena…

 

Sarah- Gracias, bueno entonces ya puedo redactar el informe.

 

Dr. Been- Si, toma la grabadora, ya puedes empezar.

 

Sarah coge la grabadora y empieza a hablar.

 

Sarah- Mientras el reverendo Tiles y Leo Greengood hablaban en la capilla, Rose Greengood se metió en el confesionario a llorar; mientras el asesino, posiblemente un hombre, entro por la ventana de este y por detrás de ella la agarró fuertemente de los brazos, creándola un moratón. Esta se intentó defender y le arrancó algo de su cuerpo con las uñas, este la cortó la lengua de un solo tajo con un bisturí y después con fuerza la tapó la boca para no gritar y que el reverendo y su sobrino no se enteraran. Acto seguido el asesino con el mismo bisturí la apuñaló una y otra vez por todo el cuerpo repetidamente, así hasta veinticuatro veces, hasta dejarla muerta completamente, luego el asesino escapó por la misma ventana por la que había entrado.

 

Dr. Been- Bien, ya está, guarda la cinta y dásela al inspector cuando le veas.

 

-En ese instante llega el inspector Nut con Leo.

 

Sarah- Hablando del rey de Roma.

 

Chandler Nut- ¿Cómo dices Sara?

 

Sarah- Ya he redactado el asesinato de la madre de Leo.

 

Leo- ¿Ha sido muy violento?

 

Sarah- Lo suficiente par hacerte llorar si te lo cuento.

 

Leo- Entonces… (Agita la cabeza negativamente)

 

Dr. Been- Bueno, pues a esta mujer ya nos la podemos llevar.

 

Sarah- Leo, ¿qué tal tu prima?

 

Leo- Bastante bien, la han extirpado la bala y la han dado tantos calmantes, que no puede ni hablar de lo aturdida que está, dicen los médicos que no recobrará la memoria hasta dentro de unos seis días, que para entonces le darán el alta y podrá venir conmigo a casa del inspector.

 

Dr. Been- Leo, si queréis os podéis venir a mi casa,  hay sitio de sobra, y a mi no me estorbáis.

 

Sarah- Estaría bien…

 

Chandler Nut- Mejor será que no. Tiene que estar bajo vigilancia policial las veintitrés horas del día.

 

Dr. Been-  Veinticuatro dirá.

 

Chandler Nut- Bueno, en realidad no…, pero no se lo contéis a nadie, porque esto podría llegar a oídos del asesino y traer fatales consecuencias para Leo.

 

Dr. Been- No entiendo.

 

Chandler Nut- Resulta que yo cada día por la mañana de 11:00 a 12:00, he de ir a visitar a Mina al hospital para asegurarme de que está bien,  aunque en dicho centro este bien vigilada, pero así me quedo más tranquilo.

 

Dr. Been- Así que de 11:00 a 12:00 ¿verdad?

 

Chandler Nut- En efecto.

 

Sarah- Por favor, ayudadme los tres a subir a Rose a la camilla, nos la llevamos.

 

Telón rápido.

 

 

 

3º Acto – 1º Cuadro

 

-Este cuadro se sitúa a las 10:45 de la mañana del día siguiente. En el “HOSPITAL KING’S HEALTH”, en la habitación 491 de dicho hospital, en la que Mina se encuentra, ella está tumbada en una camilla y a su lado están Lisa y el reverendo Tiles, Mina está dormida y al cabo de unos diez segundos, se despierta y se incorpora, quedándose sentada.

 

Mina- Buenos días.

 

Lisa- Buenos días mi vida, ¿Cómo te encuentras?

 

Mina- Perfectamente, ¿llevas toda la noche aquí?

 

Lisa-Si, bueno, desde las 2:00 de la mañana.

 

Mina- ¡Oh!, tampoco tienes por qué molestarte. Estaré bien; seguro.

 

Lisa- Bueno, ya sabes como somos toda la familia Zucchini, siempre tenemos que estar protegiendo a los mas débiles. Y además, tu por mi no te preocupes, que aunque vaya camino de los sesenta años, aún puedo estar en vela una simple noche.

 

Mina- Te agradezco mucho lo que estás haciendo Lisa; pero es que no es solo una noche, ya van más.

 

Lisa- Bueno, eso ahora da igual. Tú ya sabes que te quiero como una hija.

 

Mina- Ya, ¡gracias por todo Lisa!, en verdad te estás portando como una madre.

 

Lisa- ¿Crees que soy mejor que Lili en el tema de la maternidad?

 

Mina- ¿Qué? Oye mira Lisa, mi madre, era la mejor del mundo. Y por mucho que busques algo con lo que hacerla sombra, nunca lo conseguirás, era mucho mejor persona, amiga, madre, tía… que tú.

 

Lisa- Ya, entiendo…

 

Lisa sale cabizbaja de la habitación.

 

Mina- Reverendo, ¿cree que me e pasado?

 

Reverendo- Puede ser, aunque a veces ella se ponga un poco pesada con la obsesión de intentar ser en algo mejor que tu difunta madre.

Mina- Si, ya…

 

Reverendo- Bueno… ¿estamos solos verdad?

 

Mina- Si, ¿por?

 

Reverendo- Por nada…

 

El reverendo hecha mano a una pistola que tiene a la altura de la cintura, detrás del pantalón, la agarra pero la mantiene de espaldas suspendida en el aire.

 

Mina- Aunque ya sabe usted lo puntual que es el inspector. Dentro de seis minutos llegará.

 

Reverendo- Ahá…

 

El reverendo guarda la pistola y la coloca donde la tenía anteriormente.

 

Mina- ¿Qué tal las cosas por la parroquia?

 

Reverendo- Pues ya sabe, con todas las facturas no llegamos a fin de mes…

 

Mina- ¿Si quiere? con la herencia que recibiré de mi madre, podría darle una pequeña aportación, de unos… 1.000 €.

 

Reverendo- ¿¡En serio!?

 

Mina- Claro.

 

Reverendo- ¡Puff! Muchísimas gracias.

 

Mina- Después de todo lo que usted ha hecho por nuestra familia, faltaría más.

 

Reverendo- ¿Y se podría saber cuando será tal aportación?

 

Mina- En cuanto salga del hospital. Iremos los dos al banco y se lo entregaré.

 

Reverendo- Repito que estoy muy agradecido.

 

Mina- Tampoco es para tanto…

 

Llega el inspector a las 11:00 clavadas.

 

Chandler Nut- Buenos días a los dos.

Reverendo- Buenos días inspector Nut.

 

Mina- Hola, usted tan puntual como siempre…

 

Chandler Nut- Si, ¡¡¡ja, ja, ja!!!

 

Mina- ¿Qué tal mi primo Leo?

 

Chandler Nut- Estupendamente bien.

 

Mina- Me alegro, estoy preocupada por él, saber este tipo de noticias agradan a una.

 

Chandler Nut- Claro que si. Oiga reverendo Tiles, ¿le importaría venir en otro momento? He de hablar con Mina de un asunto en privado.

 

Reverendo- No, claro que no.

 

Chandler Nut- Gracias.

 

Reverendo- ¿Es sobre el asesinato de Rose Greengood?

 

Mina- ¿Qué? Mi tía Rose… ¿ha muerto?

 

Reverendo- ¡Oh Dios mío! No lo sabía…

 

Chandler Nut- ¡Vaya por Dios! Ya se podía estar callado. ¡Váyase!

 

Reverendo- Perdóneme. Adiós.

 

Este se va.

 

Mina- Pero ¿Cómo puede haber muerto mi tía?

 

Chandler Nut- Mina, la han asesinado a puñaladas.

 

Mina- ¡¡Aaaaaaaaa!!

 

Chandler Nut- Lo siento Mina.

 

Mina- Están matando a toda mi familia. Primero a mi madre de un balazo en el cuello. Luego a mi tía a puñaladas.

 

Chandler Nut- Bueno. Yo te venía a hablar de si te acuerdas de algo cuando te intentaron asesinar.

Mina- No de nada, creo que el golpe que me pegué al caer al suelo tras el balazo me dejó inconsciente y sin recuerdos de aquella tarde. De lo único que me acuerdo es de lo de mi madre y que José Carlos Álvarez, el hijo de Ben, me dejó, porque según el un motivo muy fuerte le obligaba a hacerlo.

 

Chandler Nut- Es que tengo varios sospechosos de ambos asesinatos.

 

Mina- ¿Si? ¿Cuáles?

 

Chandler Nut- Pues mira: Ben Álvarez para quedarse con su fortuna. Lisa Zucchini por la envidia que siempre la ha tenido de ser peor que tu madre en todo. El reverendo Tiles para quitarla dinero para los gastos de su parroquia. Rupert Volatile y Mary Ember para que pudiesen tener libremente su relación de pareja por la casa, cosa que a tu madre le parecía horrible y les amenazó con echarles a la calle, y además se les pilló contigo, con las manos en la masa cuando fuiste atacada. Rebbeca Warlike, no se sabe, pero sin saberlo es su segunda dueña que muere en raras condiciones. José Carlos Álvarez para tener una libre relación amorosa contigo y por eso te dijo que te dejaba por una razón de mucho peso.

 

Mina- Ahora que lo dice, podría ser cualquiera de ellos.

 

Chandler Nut- Pues no me ha sido de mucha ayuda.

 

Mina- Ya, perdone inspector…

 

Chandler Nut- Da igual. Si necesita algo, ya sabe cual es mi número de teléfono.

 

Mina- Gracias inspector Nut.

 

En ese momento llega a la habitación del hospital Ben.

 

Ben- Hola Mina, ¡inspector…!

 

Chandler Nut- Hola Ben, ¿de visita a la niña, no?

 

Ben- Si ya sabe…

 

Mina pone cara de recordar algo.

 

Chandler Nut- Ha debido de ser muy duro para usted la muerte de su prometida y justo ahora cuando iba a hacer ese viaje a Györ.

 

Ben- Si, ha sido muy duro para mí.

 

Chandler Nut- ¿Mina que te pasa?

 

Mina- Ya se quien me disparó.

 

Chandler Nut- ¿Quién?

 

Mina- Fue él.

 

Le señala a Ben.

 

Ben- ¿Pero que…?

 

Mina- Inspector, me acuerdo con todo lujo de detalles que fue lo que pasó, cójale.

 

El inspector Nut agarra a Ben.

 

Ben- Inspector, yo no la hice nada, si casi es mi hija.

 

Mina- Lisa Zucchini, la amiga de mi madre se fue y Ben y yo éramos los únicos en la sala.

 

Ben- Es verdad, pero yo no te disparé.

 

Mina- El me preguntó si mi madre le había dejado algo de la herencia y yo ofuscada le mandé salir de mi casa amenazándole con llamar al agente Newearth si no se iba.

 

Ben- ¡Difamadora! (gritando)

 

Mina- No lo soy, es verdad todo lo que cuento. Tú opusiste resistencia y yo llamé al agente.

 

Ben- ¡Maldita niñata!

 

Mina- Me dijiste que había sido una muy mala idea, cogiste tu pistola y me disparaste.

 

Ben- ¡Ojalá te mueras!

 

Mina- ¡Ojalá tú te pudras en la cárcel! (Mina escupe a Ben en la cara)

 

Chandler Nut coge el móvil y llama al agente Newearth.

 

Chandler Nut- ¡Agente Newearth! ¡agente Newearth! Coja  el teléfono idiota.

 

Ben- ¡Ja, ja, ja! El también está muerto.

 

Mina- ¡Qué!

 

Chandler Nut- ¿A que se refiere?

 

Ben- Está igual que las malditas hermanas Greengood. Muerto.

 

Mina- ¡Santo Cielo!

 

Chandler Nut- Es un asesino en serie.

 

Ben- ¿Yo? Que va…, yo solo intenté matar a esta niñata. Solo me pueden condenar por eso.

 

Chandler Nut- Entonces, ¿Quién mató a las Greengood y al agente Newearth?

 

Ben- Yo no, no tengo nada que ver con el asesino..

 

Chandler Nut- ¡Contésteme inmediatamente o le vuelo la tapa de los sesos aquí y ahora!

 

Ben- Está bien, le daré una pista. Mi hijo solo es cómplice, así que puede borrarle de su lista.

 

Chandler Nut- ¡Siga!

 

Ben- Somos varios los implicados, ¡ja, ja, ja!

 

Chandler Nut- ¿Cuántos?

 

Ben- Mmm…,  ¡una adivinanza! Seis por cuatro, menos tres, entre tres, menos tres.

 

Chandler Nut- (pensando) ¡Cuatro! ¿Quiénes?

 

Ben- Usted ya sabe dos.

 

Chandler Nut- Tu y tu hijo.

 

Ben- Si, pero no hemos matado a ninguno de los tres.

 

Chandler Nut-